Alcalá de Henares y Montauban trabajan en el protocolo de Hermanamiento entre las ciudades que vieron nacer y morir a Manuel Azaña

Alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, ve a una ciudad francesa mañana Montauban fortalecer la relación de amistad entre los municipios en los que nació y falleció el expresidente de la Segunda República Española, Manuel Azaña.

«Con motivo del 80 aniversario de su muerte, ambas ciudades decidieron realizar un hermanamiento de mutuo acuerdo, consciente de la importancia de fortalecer las relaciones de amistad entre municipios, que fortalezcan aquellas relaciones en las que puedan cooperar e intercambiar en áreas de recuerdo histórico, académico, económico y, sobre todo, de las relaciones interpersonales «”Explica el alcalde de la Complutense.

Rodríguez Palacios y el Alcalde de Montauban, Axel de Labriolle, firman un protocolo de hermanamiento, que luego se perfeccionará y que unirá la ciudad donde nació Manuel Azaña y donde descansan sus restos, al tiempo que expresan su compromiso de apoyar todas las iniciativas creativas que contribuyan a la difusión de la vida y la obra intelectual y política de Manuel. Azaña.

Conferencia y Mesa Redonda
Rodríguez Palacios también participará en la inauguración de las XVI Jornadas de Azaña, que se organizó en la ciudad francesa, y hablará en la Mesa Redonda del Ancien Collège. Además, visitará el cementerio de la ciudad donde está enterrado Manuel Azaña y le rendirá homenaje.

Manuel Azaña, una figura trascendente en la historia de España
La figura de Manuel Azaña es un legado histórico tanto para las ciudades de Alcalá como para Montauban (Francia) ya que es una de las figuras más importantes de la historia moderna del siglo XX.

Tras una larga y arriesgada vida política, el exdiputado de Cortes Generales, ministro de Guerra, presidente del Consejo de Ministros, presidente del Gobierno Provisional de la República Española en 1931 y finalmente presidente de la Segunda República, sigue siendo el primero y único Presidente español nacido en Alcalá de Henares, estadista e intelectual distinguido, ganó el Premio Nacional de Literatura en 1926.

El 3 de noviembre de 1940 murió en la ciudad francesa de Montauban, donde está enterrado. Desde entonces, la ciudad de Montauban ha sido la guardiana del recuerdo de Manuel Azaña con un alto reconocimiento institucional, intelectual y político, otorgándole el carácter de un hijo de otro país que llegó allí como consecuencia del golpe de Estado de 1936 en España.

Deja un comentario